Deja de hacer rentable el negocio de otros

por | Ago 20, 2021 | Marketing

A lo largo de mi experiencia laboral de más de 30 años, he vivido muchas situaciones que, si bien en un principio las he considerado como anécdotas, hoy me atrevo a calificarlas como timos comerciales.

Uno de los casos más notorios es un cliente que tengo en Sabadell, a quienes no les llevaba las campañas de marketing hasta hace un año, ya que tenían un contrato desde hacía unos 4 años con una reconocidísima empresa de marketing online que surgió de otra gran empresa (me refiero a grande en tamaño no en calidad) que distribuía ciertas guías de color amarillo (la gente de mi edad sabrá a quien me refiero).

Mi cliente pagaba 774,00 euros al mes a esta prestigiosa empresa a través de la cual reconocían no haber conseguido jamás ni un solo cliente. Pero ya se sabe que hay empresas con mucho prestigio y que en realidad solo venden zumo de serpiente que todo lo cura.

Esta prestigiosa empresa de marketing no ha hecho nada por este cliente, pero en cambio este cliente le ha hecho rentable su negocio durante 4 años a razón de 774 euros al mes x 4 años da un gasto de 37.152,00 euros. Esta mañana he visitado la web de estos “grandes expertos” y he visto que en la misma presumen facturar al mes con 5 cifras.

Por si eres muy joven, te lo explico, cuando yo era más joven, se emitían casi a diario películas del viejo oeste, donde era muy típico que un charlatán trajeado, llegara al pueblo con una carreta llena de un bálsamo “curalotodo”. Este se ponía en medio del pueblo y prometía que su fabuloso bálsamo lo curaba todo y se hinchaba de vender. Lógicamente al día siguiente había desaparecido para evitar un linchamiento popular. De ahí viene lo de vendedor de zumo de serpiente…

Hace aproximadamente un año, un cliente que tiene una gestoría, me llamó y me comentó que en un curso de su gremio el director del mismo le había aconsejado trabajar con unos “expertos” en marketing que eran “especialistas” en gestorías y que le hacían un fabuloso estudio de mercado por el módico precio de 3.000 Euros. No es que me pidiera permiso, para nada tenía que hacerlo, simplemente me lo comentó por nuestra amistad. Yo le pedí que por favor me mantuviera informado, quería saber que les hacía tan especiales a ver si yo aprendía algo, nunca se sabe.

Para empezar, tuvieron una reunión virtual (debido al Covid) de una hora y algo, con un coste de 400 euros. Esta reunión era para saber a qué se dedicaban, tipo de clientes, facturación, expectativas, conocimientos… vamos, una toma de datos de toda la vida para poder realizar su estudio de mercado. Mi único comentario fue si eso no debería de estar incluido en los 3.000 euros del estudio, a lo que mi amigo se encogió de hombros y no contestó.

Dos semanas más tarde tuvo lugar otra reunión, mismo tiempo, mismo coste, para terminar de matizar ciertos aspectos… Aquí ya ni me atreví a comentar nada de nada. A veces estoy mucho más guapo callado.

Justo un mes más tarde, tuvo lugar la gran reunión (virtual), ya tenían ese maravilloso estudio de mercado terminado… (música de suspense). El gran estudio resultó ser una simple recomendación para que hiciera publicidad en las empresas del sector farmacéutico ya que éstas estaban acostumbradas a pagar más por los mismos servicios que otros sectores. ¡¡¡Impresionante!!!

En primera instancia mi cliente primero vaciló, y no supo qué contestar, pero unos días más tarde se puso en contacto con ellos y les expresó sus reticencias alegando algo tremendamente lógico: su gestoría no estaba preparada para el comercio internacional, su personal no conocía la legalidad del comercio exterior y tampoco pretendía realizar un proceso de reconversión de todo el personal y de todo su negocio.

Yo entiendo que toda asesoría de mejora de un negocio por parte de unos supuestos “expertos”, debe incluir como mínimo dos apartados básicos. Por una parte, aportar mejoras para rentabilizar lo mejor posible a los clientes actuales y por otra parte aportar nuevos nichos de clientes, pero siempre dentro del abanico de servicios que su cliente ofrece, ya que lo que éste pretende es crecer y obtener mayor rentabilidad, y no empezar desde cero ni reconvertirse. Una reconversión de negocio completa es un proceso traumático para una empresa.

Finalmente acabaron en los tribunales ya que el cliente no estaba conforme en pagar 3.000 euros por semejante recomendación.

Una vez más vemos como al contratar como “expertos” a simples vendedores de zumo de serpiente que ni siquiera saben escuchar cual es la demanda, les hacemos rentables sus negocios, que no los nuestros, y nosotros seguimos sin aumentar nuestros ingresos, que era lo esperado, en cambio a estos expertos los hemos hecho crecer con nuestro dinero y esfuerzo.

Por eso siempre te digo lo mismo: Deja de hacer rentable el negocio de otros… a costa del tuyo.

Nuestro equipo tiene unos 30 años de experiencia en el sector, somos honestos, hablamos con nuestros clientes de manera muy clara de la misma forma que me estoy expresando ahora y sabemos escucharlos. Ayudamos a nuestros clientes a obtener mejores resultados, ya sea mejorando su diseño web, su posicionamiento SEO o realizando una campaña de marketing online exitosa.

¿Hablamos?

En yasonlasocho.es contamos con más de 30 años de experiencia. lo que te garantiza un desarrollo web atractivo, funcional, seguro y rápido. ¡Consúltanos sin compromiso!

Contacta con nosotros

Estamos a tu lado en todo lo que necesites.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Te proponemos ideas útiles para que ganes dinero con tu página web.

Quiénes somos

Somos un agencia de diseño web de Terrassa, Barcelona con un equipo multidisciplinario donde diseñadores e ingenieros informáticos trabajamos juntos para conseguir los mejores resultados.

Contacto

677 607 323

Agencia de Diseño